Accessibility Links

CINE, POLÍTICA Y DESACUERDO

“No es decir, yo, cineasta, voy a realizar películas políticas, sino, por el contrario, voy a realizar políticamente películas políticas” Jean-Luc Godard

En esta cuarta edición online, que tiene lugar en un contexto atravesado por la pandemia, el aislamiento y la reducción de lo colectivo, nos parece crucial retomar aquella pregunta planteada por Godard para interpelar el estado actual del mundo con y a través del cine. Entonces, si “no se trata sólo de hacer películas políticas, sino de filmar políticamente” ¿Cómo filmar políticamente hoy? ¿Cómo agrietar las estructuras de dominación y las imágenes que las sostienen? ¿Cómo desmontar la historia, subvertir el orden y los sentidos de los hechos y las cosas? ¿Cómo imaginar otros caminos posibles?

El programa que hemos preparado reúne un grupo de obras que se aproximan de alguna u otra manera a esas interrogantes, interviniendo en lo visible y lo decible, para resignificar el pasado, dar cuenta de las tensiones del presente e imaginar opciones de futuros. Son 107 películas provenientes de 32 países, agrupadas en 12 secciones, entre las que se encuentra la primera retrospectiva en Chile dedicada a Věra Chytilová (1929-2014), considerada una de las directoras más innovadoras y radicales de la Nueva Ola del cine checo de los 60s, cuyas obras destacan por su experimentación visual y sonora, así como también por su valiente denuncia de los problemas morales de la sociedad contemporánea. En su película “Las margaritas” (1966), pieza clave en la historia del cine, con una propuesta irreverente y provocadora que exhala vitalidad, se rebela contra la sociedad corrompida de aquella época y también contra todas las convenciones del propio cine.

Las obras que hemos escogido para esta edición alteran los códigos dominantes y cuestionan las jerarquías presentes en el mundo social, así como también las formas de representación a través de las cuales dichos códigos y jerarquías se reafirman. Estas propuestas toman distancia de los modos estandarizados de circulación de las palabras, los sonidos, las imágenes, los gestos y los afectos, insubordinándose ante ellos y operando a partir de cierta consciencia de los efectos de sus propias formas. Un rasgo distintivo es que en varias de ellas las imágenes y sonidos no se relacionan por proximidad y dependencia, sino que tienen autonomía y establecen otro tipo de vínculos. Su correlación ya no representa un acuerdo sino que pertenece a un orden distinto. Allí las imágenes se relacionan, tal como lo plantea Hito Steyerl: “… del modo en que alguien golpearía con tenacidad dos piedras para producir una chispa en la oscuridad. Que se pueda producir una chispa, que podríamos denominar también el chispazo de lo político, depende de su articulación”. Esa chispa que continúa emitiendo la obra de Chytilová y una parte importante del cine contemporáneo es la de las/os indignadas/os, excluidas/os e invisibilizadas/os, es decir, la de aquellas/os que según Jacques Rancière “no tienen parte” en la definición de los lugares, espacios y tiempos que delimitan la existencia común. Esa chispa que ilumina las imágenes revela las contradicciones del mundo y produce rupturas espacio-temporales desde donde emerge lo que Rancière llama “el desacuerdo”. Espacios y tiempos heterogéneos donde se hace patente la disconformidad ante la injusticia, la violencia y la desigualdad que nos rodea, activando procesos de subjetivación política, a partir de los cuales afloran anhelos de cambios y emancipación. Espacios y tiempos donde es posible plantearnos otras maneras de hacer, pensar y sentir. Espacios y tiempos para experimentar otras formas de ver y oír.

Agradecemos a las personas, organizaciones e instituciones que han colaborado en esta cuarta edición. Esperamos reencontrarnos en un futuro cercano en las salas de cine para retomar de manera presencial el gesto colectivo que se sitúa en el centro de nuestras prácticas. Mientras tanto, les invitamos a compartir esta experiencia cinematográfica en forma digital desde la ciudad de Concepción para Chile y Latinoamérica.

¡SEAN TODOS/AS MUY BIENVENIDOS/AS!